El taxi del futuro. Martes sobre ruedas

Escrito por el 28/01/2020

Tener vehículos autónomos lo antes posible es el gran objetivo de diversas empresas automotrices y de movilidad.

Tal es el caso de Cruise, la división de vehículos autónomos de General Motors, que, gracias a un trabajo de varios años en conjunto con Honda, presentó Cruise Origin, un nuevo vehículo eléctrico capaz de manejarse solo.

El auto inteligente, no cuenta con volante ni pedales. Tiene capacidad para 4 personas, gran espacio y comodidad. Cuenta con varios puertos USB y pantallas para que los pasajeros se relajen o incluso, puedan trabajar durante su viaje. La carrocería es de acero y se ensamblará en Estados Unidos una planta de GM ya existente.

Tendremos que esperar un poco para conocer las cifras finales de autonomía y velocidad máxima. 

En cuanto a la seguridad, el Cruise Origin cuenta con un conjunto de sensores que son capaces de rastrear múltiples personas y objetos, incluso en condiciones de obscuridad, lluvia o niebla. Según la propia marca «no hay puntos críticos de falla en la detección, la ordenación, la conexión en la red o la alimentación».

El CEO de Cruise, Dan Ammann, expresó su emoción al presentar el vehículo de próxima generación: conectado, autónomo, compartido y electrificado. «Es impulsado por uno mismo. Todo es eléctrico. Es compartido. No es un prototipo; es un vehículo de producción».

«Hay un nivel de madurez en este vehículo del que estamos muy orgullosos y que no hemos visto en la industria», dijo Jason Fischer, ingeniero jefe del proyecto.

Este nuevo vehículo, formará la base de un nuevo servicio de movilidad pública que se implementará un futuro cercano en San Francisco, California.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Canción actual

Title

Artist