Una frontera Invisible. Miércoles de Spot and Places

Escrito por el 30/01/2019

El Reino Unido debería salir de la Unión Europea el próximo 29 de marzo. Hasta el día de hoy no hay un plan aprobado para hacerlo. El gran meollo del asunto es la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, parte esencial del Reino Unido.

Foto: Creative Commons

La frontera internacional entre Irlanda del Norte, que es una de las cuatro regiones del Reino Unido (junto o Gales, Escocia e Inglaterra) y la República de Irlanda tiene aproximadamente 310 millas de largo y, dependiendo de la cantidad de pistas que se incluyan podríamos hablar hasta 275 puntos de cruce.

Foto: Creative Commons

En realidad, toda la frontera es un punto de cruce porque, aparte de las señales de tránsito que cambian de millas por hora a kilómetros por hora, no hay infraestructura física para ver dónde inicia un país y termina el otro.

Foto: Creative Commons

Tras el Acuerdo de Viernes Santo de 1998 los puntos de control de seguridad se eliminaron de la frontera, lo que lo hace casi invisible.  Establecer controles aduaneros podría tirar abajo gran parte de ese progreso. Esto significaría que se vuelvan a introducir los controles fronterizos para monitorear el movimiento entre lugares que operan bajo los dos sistemas reguladores diferentes.

La membresía compartida de la Unión Europea ha hecho más fácil la convivencia entre ambas naciones por ello ahora que el Reino Unido pretende irse de la Unión Europea, la República de Irlanda, que  forma parte de ella, quiere un compromiso claro de que el acuerdo será respetado en todas sus partes y el estado de cosas no cambiará de cómo ha permanecido las últimas dos décadas.

Foto: Creative Commons

Si esto no sucediera, los negocios de Irlanda podrían quedar pagando aranceles a las importaciones y exportaciones con su mayor socio comercial: Reino Unido Por ello existe una gran preocupación económica. Las economías de Irlanda del Norte y la República están completamente interconectadas. Grandes cantidades de bienes y servicios cruzan la frontera todos los días sin revisiones de ningún tipo.

 Se estima que al menos 30,000 personas cruzan la frontera todos los días para trabajar. El movimiento de personas se rige por el Área de viaje común entre el Reino Unido e Irlanda, que es anterior a la UE. El área de viaje común, a pesar de las letras mayúsculas, es un acuerdo bastante informal que existía antes de que el Reino Unido e Irlanda se unieran a la UE en 1973.

Foto: Creative Commons

Las personas también pueden moverse libremente por el Reino Unido, Irlanda, la Isla de Man y las Islas del Canal dentro del área de viaje común. Eso significa que no hay controles de pasaportes oficiales para alguien que viaja desde Dublín a Belfast a Londres.

Ambas partes están decididas a que el área de viaje común se mantendrá en su lugar, pero eso en sí mismo no resuelve el desafío de una nueva frontera dura. Entonces, si nadie piensa que una frontera dura es una buena idea, ¿por qué no pueden todos estar de acuerdo ahora que no se volverá a imponer?


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Canción actual

Title

Artist