El súper deportivo mexicano. Martes sobre ruedas

Escrito por el 22/05/2018

Los hermanos Echeverría, Guillermo e Iker, hijos de un expiloto de automóviles, han sabido llevar a buen puerto su pasión por la velocidad, fabricando el primer vehículo ultraligero de alta velocidad hecho en México: Vuhl.

Foto: VUHL Automotive

“Invertimos tres años en planear y desarrollar un coche hecho para el mercado global”, hoy el hermano mayor y diseñador industrial, Guillermo, de 34 años. 

Actualmente se producen 25 vehículos al año, dos por mes, aunque la planta de Vuhl tiene capacidad de producir 60 vehículos anuales, una cantidad que podrían duplicar con facilidad, explica Guillermo, aunque señala que 100 automóviles fabricados sería el “punto sano para la marca”.

También aseguró que la empresa no quiere tener una producción más alta ya que prefiere invertir en tecnología para tener un mejor vehículo, y así poder cobrarlo mejor.

Foto: VUHL Automotive

Iker, el hermano menor, remarca el concepto que destaca en el auto: “está hecho a la medida del cliente, que entonces recibe un producto exclusivo y de edición limitada”.

Desde su presentación en 2013 en el Reino Unido, el Vuhl 05 logró ganarse por su gran atractivo un sitio entre los autos de lujo. Este éxito llevó a los hermanos Echeverría a abrir puntos de venta en Londres, Emiratos Árabes y en 2016, en la Ciudad de México.

Tres años después, lanzaron el modelo 05RR, la versión más agresiva del auto. Lograron bajar el peso y aumentar la potencia. 640 kilogramos, 385 caballos de fuerza, cuatro cilindros turbo, 6 velocidades. Capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 2.7 segundos.

Anteriormente en México, no se había diseñado y construido un auto con estas características, lo cual ha sido reconocido incluso por el propio Presidente, Enrique Peña Nieto, quien a principios de este año felicitó a los hermanos por la participación del vehículo en la Race of Champions 2018 que se realizó en Riad, Arabia Saudita.

Ahora y pese a las amenazas del Presidente de Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, los hermanos apuntan al mercado estadounidense al creerlo un “mercado ideal”. Es así que Iker llevó el Vuhl a la Carrera de Campeones en Miami (EU), donde lo condujeron dos pilotos campeones del mundo en Fórmula Uno, el alemán Sebastian Vettel y el británico Jenson Button.

Iker y Guillermo reivindican que el Vuhl es un auto mexicano que se fabrica en México y por mexicanos. El 51 % de la plantilla de la empresa es mexicano, 43 % proviene del Reino Unido y el resto de varias naciones, explicaron.

“Nuestra compañía continuamente está en desarrollo de nuevas tecnologías que vamos implementando en los vehículos; elevamos drásticamente la relación peso-potencia, que es nuestro mayor valor agregado, y nos puso en la parte más alta del nicho que buscamos”, reveló Guillermo.

Aquí una probadita del auto, hecha por SuperCarBlonde

Si quieres tenerlo en tu casa, deberás ir preparando tu cartera, porque tiene un precio de venta inicial de más de 2 millones de pesos.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Current track
Title
Artist