Vladimir Putin se baña en agua helada para celebrar la Epifanía ortodoxa

Escrito por el 19/01/2018

Como es tradición, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se sumergió en las heladas aguas del lago Seliger como parte de la celebración de la Epifanía Ortodoxa.

El mandatario de 65 años ya había realizado anteriormente este acto pero este viernes fue la primera vez que realiza públicamente este acto en conmemoración del bautismo de Jesús.

Se espera que tan solo en Moscú y sus alrededores unas 220 mil personas se sumerjan en las aguas heladas por lo que las autoridades han colocado elementos de seguridad y sanidad para prevenir cualquier emergencia, además de que al término de este rito se ofrecen bebidas calientes.

Algunos sacerdotes han pedido a la gente que se abstenga de realizar esta actividad ante las bajas temperaturas que se han registrado.

¿De donde viene esta tradición?

En Rusia, cada 19 de enero la iglesia ortodoxa celebra la Epifanía o Teofanía, el rito, que para ellos recuerda el bautismo de Jesús por San Juan Bautista en el río Jordán.

Este día es considerado como una de las festividades más importantes de esa religión y se mantiene un vigilia severa en la que no se puede comer nada.

Esta tradición comienza alrededor de la medianoche, después de que en las iglesias se celebran liturgias y se bendicen las aguas de ríos, lagos y estanques.

Sacerdotes y feligreses de muchas iglesias se dirigen a ríos y lagos en el que ya se ha abierto un agujero en el hielo del río en forma de cruz, la pieza resultante es colocada cerca del hoyo y es bañada con el vino de la iglesia o kvas ( bebida alcohólica fermentada) de betabel para que se ponga roja y se zambullen tres veces en el agua elevando un rezo.

Se cree que durante la Epifanía el agua adquiere propiedades sanadoras y es capaz de purificar el alma.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Canción actual

Title

Artist

Background