La Meditación como ayuda para superar el cáncer

Escrito por el 17/10/2017

Una de las enfermedades que está acabando con más vidas en el mundo es el cáncer, y las mujeres en específico es la población más afectada por esta pandemia, de acuerdo a la Secretaría de Salud, se detectan alrededor de 23 mil casos nuevos de cáncer de mama, es decir 60 al día.

Hoy en día existe alternativas como tratamiento, y otras que ayudan a superar esta enfermedad, una de ellas permite despejar tu mente de todo, de los problemas y malestares de la enfermedad, en el caso de que tengas hijos ayuda aligerar las preocupaciones que llegan a surgir, o si estás en tu casa atendiendo los deberes de limpiar y cocinar, e incluso si trabajas y tienes algún pendiente. ¡Olvídalo por completo y relájate!

Sí, nos referimos a la meditación. Sólo necesitas tomarte unos minutos para poder hacer una pequeña meditación, esta te dará la fuerza que necesitas para los retos que a veces nos pone la vida.

Pero seguro te has preguntado ¿qué es meditar? Es llevar tu atención a una sola cosa, ¿cómo lograrlo? Yendo a caminar, tejer, pintar o leer. No necesariamente la meditación es a través de ejercicios con pies volteados.

Estas actividades no son para que el estrés desaparezca, pero sí la relación que tienes con el estrés. Para poder responder en vez de reaccionar inadecuadamente. Por si fuera poco, la práctica continua mejora el estado psicológico y mental de las personas que padecen cáncer, esto ayuda a reforzar las defensas para prevenir o tratar la enfermedad.

Con esta meditación ayudamos a oxigenar, y a hacer una pausa a la acción y reacción, con esto podremos tomar mejores decisiones.

Por ejemplo:
• Nombrar nuestro sentimientos
• Cambiar cuerpo-mente
• Autorregularnos
• Mantener calma ante los desafíos

Y seguro ya estás preguntándote ¿cómo puedo meditar? Empezaremos con la respiración a los sentidos.

Siéntete cómoda, con las manos en el piso, tus manos en el regazo, trata de no curvarte, saca el pecho y cierra los ojos.

Inhala profundo, observa el aire, su temperatura, exhala. Respira, inhala y exhala, observa tu abdomen y como se mueve al respirar, mira tú caja torácica, deja que el aire fluya, sigue respirando, quizá puedas sentir los huesos de a tras de tu espalda que se mueven. Sigue respirando lleva tu tensión a tu cuello a tus brazos, y déjalos que caigan, siente como pesan, no dejes de respirar, inhala y exhala, date la oportunidad de observar mientras respiras.

Mientras estás en ti, en tu cuerpo, no hay nada más. Solo tú, tu respiración y tu cuerpo, no hay nada más. Solo tú, tu paz y tu armonía sin nadie más. Tocando con tu voz, no olvides recordar que eres tranquilidad y que cada vez que hagas una respiración profunda puedes encontrar la tranquilidad que te va acompañar en todo momento.

Sigue disfrutando y cuando estés lista abre los ojos para regresar a tu estado natural.

Este es tan sólo un método. Te recomendamos buscar más información con especialistas.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Canción actual

Title

Artist

Background